SALIDA MORTAL

[ Por: Alicia Ortega ] / martes 21 febrero, 2023 - 2:01 AM

SANTO DOMINGO.- El caso de la menor Esmeralda Richiez, de 16 años, ocurrido en una comunidad de la provincia La Altagracia, y que coloca en el centro del hecho a un profesor suyo, ha conmocionado al país.

Por las informaciones iniciales, se comenzaron a tejer una serie de conjeturas en una y otra dirección.

Sin embargo, el informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), arroja luces, diciendo de manera precisa que la adolescente fue sometida a una “actividad sexual violenta”. O sea una violación que dejó una estela de huellas varios lugares antes de que el profesor regresara a la menor a su casa.

Su fallecimiento acaparó los titulares de los medios de comunicación.

A partir del primer momento circulaban las más variadas versiones del hecho.

Mientras la bandera ondeaba a media asta en el Instituto Agropecuario de Higüey, donde la joven estudiaba, durante la semana siguió lloviendo información con las más variadas versiones acerca de lo sucedido, aunque la familia asegura se encontraba al margen.

Eligio Richiez, padre de la adolescente fallecida, narró que “una noche como el domingo pasado, pues él (John Kelly) vino con unas cuantas alumnas, vino con tres alumnas y un varón montado adelante a invitar a mi hija a que fueran por ahí a los caballitos a dar una vuelta y mi esposa estaba como indecisa decirle a ella que si”.

Ante la insistencia del profesor Martínez y las otras tres menores amigas de Esmeralda, la madre cedió el permiso.

Isabel Martínez, madre de Esmeralda, cuenta bajo qué condiciones le permitió salir a su hija.

“Yo hablé con él por teléfono y yo le dije es usted profesor y me dijo sí, soy yo y yo le dije, ay cuídeme mi hija, que la voy a dejar salir porque es con usted, yo era inocente de que mi hija estaba con ese hombre”, cuenta la madre.

Al momento de la madre conceder el permiso Eligio dice se encontraba en la iglesia, a la que acude dos veces por semana.

Explica que el permiso era para ir a los caballitos, es decir, a un parque de diversión de la zona, pero el grupo terminó yendo a una playa de la provincia. Ante esa realidad, el padre asegura trató de confirmar con quienes andaba su hija.

Lo que los padres de la menor desconocían es el recorrido que realizó el grupo antes de regresar a la casa de la víctima.

Según las autoridades, el testimonio de las menores que acompañaban a Esmeralda, indica que al llegar a la playa, “proceden a desmontarse del vehículo junto al Sr. Rubén, y dejan a bordo del carro a Martínez con la menor de edad”.

Salieron de playa Macao, localizada a unos 28 kilómetros de la residencia de la adolescente, y desde ese mismo momento “venía con un fuerte sangrado vaginal”.

Antes de llegar a la casa “realizaron varias paradas a los fines de asistirla” incluyendo el “Food Shop Angel Cuello” de esta estación de combustible en la avenida España, donde la adolescente utilizó el baño, dejándolo “ensangrentado por todos los lados”, según habría manifestado el propietario.

De acuerdo con el acta de entrega voluntaria de objetos, en las cámaras de seguridad del establecimiento puede verse “a la hoy occisa entrando al baño de dicha bomba acompañada de John Kelly Martínez”.

Pese a la observación de la citada mujer, no se produjo la parada en ningún centro hospitalario, ni tampoco la victima ni ninguna de sus amigas, habló sobre el tema al llegar a casa.

A las 10:21 de la noche, según el Ministerio Público, el grupo se detuvo en la Farmacia Bávaro y Cafetería donde “proceden a comprar varios medicamentos, agua y toallas desechables femeninas”.

Paradójicamente la farmacia está ubicada justo al lado del Centro Médico Punta Cana, pero en vez de llevarla hasta allí, Martínez, quien conducía el vehículo, trasladó a la menor de vuelta a su residencia.

Por la cabeza de ellos no asomaba que le esperaba lo peor.

Cuando la joven regresó a su casa con en mal estado, por lo que su madre le prepara un Alka-Seltzer negro, pero cuando se para de la cama y quiere ir al baño ve que hay sangre en la cama. Mi esposa le dice Morales, y esa sangre le bajó la menstruación.

Se puede decir que fueron las primeras señales que vieron los padres de la desgracia que llegaría solo horas más tardes.

Cuenta que la amiguita que dormiría con su hija en vez de quedarse se fue, ya que su padre la mandó a recoger.

El acta del levantamiento del cadáver dice “a las 8:14 fui llamado por Dicrim para avisarme que en Vista Alegre fue encontrado un cadáver”,  “con probable causa de muerte a determinar por necropsia”, “Concluido el objeto de la presente diligencia, se da por terminada la evaluación siendo las 10:08 A.M.”, lo que indica la hora del levantamiento del cuerpo sin vida.

Modesto Castillo Pérez es abogado del profesor John Kelly Martínez, el principal imputado del caso.

Luego de las declaraciones del abogado del imputado, la amiguita que inicialmente iba a dormir en la casa esa fatídica noche y que era parte del grupo, ha cobrado mayor relevancia.

Insiste en que se esclarezca lo sucedido tras el regreso a casa de Esmeralda.

Lo que no niega es que según el testimonio de las adolescentes, Esmeralda comenzó a sangrar de manera abundante desde que quedó a solas con el profesor dentro del vehículo.

Dicho testimonio fue obtenido mediante Cámara Gesell, que según la define el Consejo del Poder Judicial, es el “espacio destinado a que profesionales de la psicología forense realicen entrevistas evidénciales a personas en condición de vulnerabilidad, víctimas o testigos de delitos, conformado por dos áreas principales, Sala de Entrevista y Sala de Observación, separadas por vidrio de visión unidireccional e intercomunicadas, que permite observar y escuchar la entrevista mientras se está realizando”.

Dicho informe, firmado por el doctor Santo Jiménez Páez,  director del instituto, arroja en su conclusión preliminar que la muerte de la adolescente Esmeralda Richiez Martínez “se debió desgarro vaginal, con hemorragia aguda severa externas e interna y shock hemorrágico como mecanismo terminal de muerte”, señalando laceraciones y contusiones en introito vaginal, o la abertura y en la misma vagina, laceración himeneal, abrasión y contusión de esfínter externo e interno anal y mucosa rectal, además de varias contusiones en la región occipital y una rodilla.

En la conclusión preliminar dice el documento, “Consideramos una muerte de causa violenta y de manera indeterminada, con los hallazgos y los estudios realizados hasta el momento, estando pendiente los resultados de estudios toxicológicos. Por lo que sugerimos una profunda investigación Policiaco Judicial; así como la realización de las pruebas toxicológicas”.

En la denuncia, del padre interpuesta ante el Ministerio Publico dice: “una de las menores que acompañaba y fue testigo, declaro que el tal John, le introdujo 5 pastillas en una bebida sin el consentimiento de la occisa cuando se encontraban en la playa de Macao”.

El padre habló al respecto este viernes, previo a conocerse la medida de coerción en contra del profesor Martínez y el primo de este, Rubiel Morillo Martínez, ambos imputados por el caso.

En la solicitud de medida de coerción, el Ministerio Público establece que los imputados, Martínez y Morillo, “regresan a la menor fallecida a su residencia dejando en el recorrido de vuelta a las demás menores, esta llega a su hogar con un fuerte sangrado vaginal, según lo establecen los padres, sangrado que inició momentos después de haberse quedado a sola en el vehículos con su profesor”

Sobre Morillo el documento refiere que “se hizo cómplice del hecho y es primo del imputado, pues fue la persona que a sabiendas de la actividad sexual violenta que sostuvo la fallecida con el imputado, procedió posterior a la comisión del hecho a distraer el pantalón ensangrentado del imputado”.

Esmeralda, vista en esta fotografía con el profesor, cursaba el quinto de secundaria en el Instituto, era su segundo año en el plantel escolar.

De su lado, Yovanny Guerrero, director del instituto donde estudiaba Esmeralda dijo que, “todo lo que yo tengo que decir de la niña que era una estrella e incluso ya estaba en el en el grupo de animación que tenemos aquí de actividad de folclórica, ella era una de la que participaba alegremente”.

Sostiene que ahora contemplan poner en marcha un programa de orientación escolar para reforzarle esa confianza a los estudiantes.

Los familiares de la víctima piden al Todopoderoso que le de la fuerza suficiente para sobrellevar el dolor que los afecta, al tiempo que piden a los tribunales aplicar la pena máxima en este caso, para que sirva de escarmiento.

 

 

Deja un comentario

últimos informes

EL COSTO DE VIVIR
A LA RENDICIÓN DE CUENTAS
MENTIRAS QUE CAMINAN