MUERTAS EN VIDA

[ Por: Alicia Ortega ] / martes 13 octubre, 2020 - 2:39 AM

SANTO DOMINGO.- La amarga rutina que ha cambiado la vida de la madre de Yocairi Amarante, la más reciente víctima de ácido del diablo.

Mientras esperan iniciar los procesos quirúrgicos, narran el día a día de Yocairi, la cronología de los hechos, y hasta la falsa solidaridad de quien menos lo esperaba.

Además, presa sin salida se mantiene otra víctima del químico que quedó desfigurada hace más de seis años.

Aun teme por su vida, sin que el señalado como autor intelectual de su caso haya sido apresado.

Las tragedias con ácido del diablo las venimos reportando desde hace unos 15 años en El Informe.

Y a pesar de que hace 10, Pro Consumidor prohibió la venta al público de los productos usados para preparar este químico,  desaprensivos se la ingenian para cometer crímenes que dejan a sus victimas muertas en vida con dicho líquido, elaborado de manera casera.

A poco más de dos semanas de producirse el caso de Yocairi Amarante de 19 años, esta aun permanece forrada en vendajes y postrada en la cama de un hospital, sin poder iniciar los procesos quirúrgicos que le darán la oportunidad de iniciar los pasos hacia una vida algo normal.

 Los hijos de Josefina viven con su madre. Se comunican con ella por video llamadas, pero ella no los poder ver. Las ultimas palabras que me dijo antes de despedirnos fueron: “A veces no se ni como aguanto y estoy presa y sin salida.”

 

Deja un comentario

últimos informes