El precio de una belleza infernal

[ Por: Alicia Ortega ] / martes 26 marzo, 2019 - 3:08 AM

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En busca de la belleza, se han convertido en víctimas de una sustancia que prometía mejorar su aspecto físico y aumentar sus glúteos.

Pero esta noche, cuentan sus devastadores testimonios a El Informe, cómo sus vidas se han transformado tras inyectarse sustancias nocivas conocidas como biopolímeros, una especie de bomba de tiempo, ya que los daños a la salud pueden ser hasta mortales.

Los daños por sustancias tóxicas aprobadas para uso industrial, no estético, con frecuencia son irreparables. La oferta de este negocio que opera en la clandestinidad es captada por la cámara encubierta de El Informe.

¿Cómo muerden el anzuelo las jóvenes que continúan viendo estos procedimientos como una alternativa?

El Informe detectó con cámara encubierta a una persona que inyecta la sustancia prohibida, que a muchas ya las ha condenado a una Belleza Infernal. 

El Ministerio de Salud Pública reveló a El Informe que el combate a este tipo de flagelo se le dificulta porque no existe un reglamento para productos médicos y dispositivos sanitarios, que aseguran ya están trabajando, está supuestamente en la etapa final,  previsto para concluirse entre julio-agosto.

De su lado, la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica explica que cada vez más aumenta el flujo de pacientes que llegan a sus consultorios con este tipo de problemas, sólo el doctor Schimensky recibe de dos a tres casos por semana.

Deja un comentario

últimos informes