EL CALVARIO DE UNA PENSIÓN

[ Por: Alicia Ortega ] / martes 15 noviembre, 2022 - 3:38 AM

SANTO DOMINGO.- Aspirar a una pensión luego de sobrepasar los 60 años de edad sigue siendo un desafío para los dominicanos que estuvieron protegidos por el antiguo Seguro Social. Haber trabajado no siempre la garantiza.

Los que estaban bajo el amparo de la Ley 1896, que estuvo en vigencia desde 1948 hasta 2002, no la tienen fácil. Muchos incluso han muerto en la espera.

No es casualidad que nos lleguen denuncias de envejecientes que parecen clamar al vacío, porque muchas veces buscan sin respuestas concretar el trámite de su pensión antes que la muerte los encuentre..

Entre las diversas anotaciones que presenta su solicitud de pensión por vejez hay una que dice: “Próximo Decreto III”, con fecha del 9/8/18.

Juan Rosa Director de Pensiones y Jubilaciones, expresó “lo primero que habría que ver si se han acercado a nosotros durante la presente administración. Porque mucha gente encuentra más cómodo ir a los medios”.

“Estamos trabajando en la medida que la persona va llegando, va reclamando su pensión, se le toma, se le, se le verifica y se le da un plazo dependiendo de la complejidad”, asegura el director de Pensiones y Jubilaciones.

A veces se le da un plazo de seis meses, se le encuentran muchos, pero una persona que tenga 20 años que solicitó seis meses no es mucho.

Arismendy Díaz Santana fue el primer gerente general del Consejo Nacional de la Seguridad Social, creado bajo la Ley 87-01.

Y en buena medida es la realidad que todavía atraviesan quienes cotizaban en el antiguo Instituto Dominicano de Seguridad Social.

Para entonces, cuando se discutía el proyecto de ley en el Congreso en 2019, consideraba que lo más importante era garantizarle los derechos adquiridos a los afiliados al Seguro Social.

En el viejo archivo general del Seguro Social, se acumulan miles de libros y documentos.

Felipe Ramírez es el encargado de pensiones en lo que antes fue el edificio del Seguro Social, y que en la actualidad está bajo control de la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones.

Es la base documental de la que se valen para sustentar las solicitudes de pensiones bajo el viejo régimen.

El camino para demostrar que realmente se es sujeto de una pensión muchas veces es pedregoso.

Como se habla de empresas establecidas hace décadas, no siempre es posible reportar una relación de pagos.

La Ley 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social contempla lo de pensión solidaria en el Capítulo III, en el artículo 63, que establece entre los beneficiarios de la misma a “la población discapacitada, desempleada e indigente, como parte de una política general tendente a reducir los niveles de pobreza”.

Y los que tienen derechos son a) “Las personas de cualquier edad con discapacidad severa, b) Las personas mayores de sesenta (60) años de edad que carecen de recursos suficientes para satisfacer sus necesidades esenciales; c) Las madres solteras desempleadas con hijos menores de edad que carecen de recursos suficientes para satisfacer sus necesidades esenciales y garantizar la educación de los mismos”.

Aunque aseguran que todo está organizado, algunos espacios reflejan lo contrario.

En un rincón se pueden ver los primeros libros trabajados en el archivo, a los cuales cada vez se recurre con menos frecuencia.

Ahí reposan más de 6000 expedientes, de los cuales 4,648 corresponden a personas fallecidas.

Lo que sucede que en medio de esa identificación, como él mismo mencionó, hay personas que se encuentran con vida y han venido a reclamar la pensión y nosotros lo hemos estado llamando.

Por razones de espacio, en el denominado archivo muerto también mantienen otros documentos.

Datos de la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones arrojan que en estos archivos hay 2,750 dominicanos entre las 0 a 199 cotizaciones.

Felipe Ramírez, encargado de Pensiones, expresó que “Y hay cañeros que son indocumentados, que están desde 0 cotizaciones a 400 y muchos sobrepasan las 400, no se pueden pensionar porque no tienen documentos”.

En este grupo hay 1800 nacionales haitianos.

El presidente Abinader llegó a un acuerdo con los del sector laboral de que, como le decía a aquellos que hayan cumplido con 300 cuotas y no haya llegado a los 400, el presidente le otorga la pensión por decreto. Pero también aquí dentro, aquellos que no llegaron a la 300, pero que solicitaron y están vivos y se revisa también nosotros lo evaluamos para una pensión solidaria.

Según las autoridades, la espera por un decreto para pensión solidaria podría durar unos 6 a 7  meses, el Ejecutivo ha emitido al menos 10 en los últimos 27 meses.

Miles de dominicanos aguardan por similares disposiciones. Aquellos que esperan, pueden mantenerse informados.

Deja un comentario

últimos informes

TERROR EN LA MADRUGADA
SECUESTRO EXPRESS
SACANDO VENTAJAS