Discriminación y falta de oportunidades se convierten en un reto para excondenados

[ Por: Alicia Ortega ] / martes 22 octubre, 2019 - 2:34 AM

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El drama de los que cumplen una condena y sólo encuentran rechazo y puertas cerradas al intentar reinsertarse a la sociedad.

La discriminación y la falta de oportunidades son parte de los muros que deben rebasar quienes han sido condenados y al término de su tiempo en prisión intentan reinsertarse en la sociedad.

Si bien es cierto que existen algunos programas gubernamentales para combatir este flagelo, no menos cierto es que el problema continúa provocando que en la mayoría de los casos, aunque sus celdas están abiertas, las puertas afuera se mantienen cerradas.

 Cuando regresemos, los programas gubernamentales que han beneficiado a decenas con la reinserción, pero no sin quedar obstáculos difíciles de brincar.

 Actualmente las cárceles dominicanas cuentan con más de 26 mil 700 personas tras las rejas. De esta cantidad, el 38 por ciento ha sido condenada y solo espera el día de su libertad para volver a caminar entre nosotros en la sociedad.

Deja un comentario

últimos informes