Escándalo creado por WikiLeaks en RD por denuncias de funcionarios corruptos

[ Por: Alicia Ortega ] / lunes 20 diciembre, 2010 - 10:17 PM

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El escándalo de Wikileaks ¿Pueden los mencionados en los documentos demandar? ¿Qué repercusiones tendrán las revelaciones y que tanta importancia debe dársele a la información en estos cables diplomáticos?

El escándalo destapado por las revelaciones de Wikileaks, donde fueron implicados en sobornos dos de ex funcionarios del Gobierno del presidente Fernández, no deja de asombrar a algunos, mientras que otros esperan que se revele mucho más de República Dominicana en otros cables diplomáticos venideros.

¿Pero que es Wikileaks? ¿Es esta la primera vez que información de esta índole se revela? ¿Y qué opciones tienen los implicados en estos comunicados, que hoy pidieron ser investigados?

Mediante una nota de prensa, la embajada de Estados Unidos aquí en el país informó que aunque el Gobierno Norteamericano no puede referirse a la autenticidad de supuestos documentos del Departamento de Estado, sí puede reafirmar que la fortaleza de la relación entre dicho país y República Dominicana no será socavada por WikiLeaks.

Añade que su Gobierno mantiene una comunicación fluida y constructiva con el de República Dominicana en una amplia variedad de temas relacionados con los intereses mutuos de ambas naciones.

Además, dice la nota, Estados Unidos reconoce los esfuerzos que realiza el Presidente Fernández en la lucha contra la corrupción.

Los cables diplomáticos de embajadas de Estados Unidos en todo el mundo, dispararon la página de Internet Wikileaks, prácticamente desconocida hasta tres semanas, aunque se había fundado en diciembre del 2006 y cuenta con 1.2 millones de documentos.

El sitio, que se ofrece a recibir filtraciones que develan comportamientos no éticos por parte de cualquier Gobierno, hasta hace 20 días, se había centrado en la actividad de Estados Unidos, especialmente con relación a las guerras de Iraq y Afganistán.

El ex embajador de República Dominicana en Washington, Bernardo Vega, dice que las más recientes revelaciones de Wikileaks han remecido el ambiente diplomático mundial, aunque señala que esto de revelar documentos de sus embajadas no es nuevo.

En cuanto a los cables de Wikileaks, divulgados inicialmente el pasado viernes por el periódico español El País, donde directivos de Advent International, dueña de Aerodom, denunciaron a la embajada de Estados Unidos en Santo Domingo en el 2009, “molestias y amenazas” que recibieron supuestamente del ex director del Departamento Aeroportuario, Andrés Van Der Horst, quien también les habría solicitado cinco millones de pesos para “salirse del camino” y no ponerles trabas, Vega asegura que hay que tomar estas denuncias con “mucho cuidado”.
Incluso, en los cables de Wikileaks, los dueños de Aerodom, denunciaron que después de varios informes muy negativos por parte de la comisión, “Van Der Horst exigió que el aeropuerto almacenara gratuitamente productos de exportación agrícola, un sector en el que el funcionario dominicano tenía supuestos intereses personales y familiares.

Ante la negativa, los directivos recibieron la visita del general Jaime Osers, quien colocando un arma de fuego sobre la mesa, señaló: “Vengo a arreglar una cuenta pendiente entre usted y mi jefe”.

Sobre el ex secretario de Turismo, Felucho Jiménez, el cable en Wikileaks dice que el ex embajador de Estados Unidos en República Dominicana, Robert Fannin, denunció que a la empresa Forbes Energy, Jiménez le pidió diez millones de dólares a cambio de conseguir los permisos necesarios para una planta de producción de Etanol, a finales del 2007.

En el cable diplomático, Fannin además expresa su “preocupación por el hecho de que el ministro Jiménez (en aquel entonces) podría ser nombrado embajador en Washington, y consideraría revocarle la visa de entrada en EE.UU. por corrupción”.

Asimismo, el documento de WikiLeaks dice, en cuanto a las inversiones extranjeras en República Dominicana, que “las quejas se dirigen contra el Gobierno dominicano, que tiene éxito en atraer inversiones mediante buenas relaciones públicas, con una retórica a favor de los negocios, e incluso firmando contratos con términos favorables para los inversionistas extranjeros, cuando en realidad el panorama para los extranjeros está embrollado con intermediarios corruptos y un entramado legal proclive a satisfacer los antojos de los funcionarios públicos”.

Al ex embajador le llama la atención el criterio que utilizó periódico El País para dar a conocer estas revelaciones y no otras que pudieran venir próximamente.

Hoy, en un almuerzo con directores de medios, el Presidente Fernández dijo que la disculpa de los Estados Unidos es una muestra de que estos documentos no es una política oficial de dicho país, añadiendo que este es como un material bruto que hay que procesar.

Además descartó nombrar una comisión investigadora como sugirió esta mañana el ex secretario de Turismo.

Deja un comentario

últimos informes