14 AÑOS SIN LÍMITES

[ Por: Elia Pacheco ] / martes 31 enero, 2023 - 1:45 AM

SANTO DOMINGO.- La acumulación de sedimentos en las presas resulta en potenciales riesgos para varios sectores, ya que puede generar desastres en caso de lluvias, como ha ocurrido en el pasado, o puede también reducir la capacidad de generación de las plantas hidroeléctricas.

Sin embargo, la extracción de este material requiere de una dirección y de los permisos adecuados que no representen un riesgo para el medio ambiente.

Una denuncia proveniente de la comunidad de Muchas Aguas, en la Provincia de San Cristóbal, llevó al equipo de El Informe a encontrarse con una actividad sin supervisión que extrae agregados,  minerales y arena en las proximidades de la cola de la presa de Valdesia, una actividad que las autoridades admiten conocen desde hace años y que buscan regular.

Tras conocer que se trataba del equipo de El Informe y plantearle el motivo de nuestra presencia, nos dirigieron a Gustavo Lora, Presidente de la Junta de Vecinos de Muchas Aguas, provincia San Cristóbal.

Lora alude a tareas que no pueden hacerse de manera manual, por lo que utilizan maquinaria para extraer el material que se acumula en la cola de la presa.

Se refiere a la Asociación de Paleros, conocida también como los hombres hormiga, que dice lleva realizando las extracciones en la zona desde hace unos 14 años, actividad económica de la que asegura vive un gran sector de la comunidad.

Modesto Guzmán, presidente de la Junta de Vecinos de Cambita Garabitos de San Cristóbal, narra que dicho permiso de no objeción no fue renovado en la actual gestión. La remuneración económica del trabajo la cola de la presa asegura también se aprovecha en obras sociales en beneficio de la zona.

Carlos Martínez, presidente de la Asociación de Hombres Hormiga de Muchas Aguas, señala que puede haber otras intenciones con la negación del permiso de no objeción.

Los comunitarios reclaman que Egehid ha ignorado sus peticiones para obtener el permiso de no objeción que requieren para poder operar con legalidad.

Muestran una carta enviada a la institución el 9 de agosto de 2020, antes del cambio de gobierno, aunque dirigida a Ángel Rafael Salazar quien quedaría designado como administrador general. En la misma solicitaban “permiso de extracción” alegando había “una gran cantidad de sedimentos en la salida de agua” de la hidroeléctrica.

Otra el 7 de marzo del año pasado expresando estarían “de acuerdo con la creación del sistema cooperativa propuesta como mecanismo de gestión”

Y una tercera en octubre, mostrando el interés de “una reunión conjunta entre la comunidad y las autoridades competentes” … “para socializar el tema de la extracción”. La misiva continua diciendo “con fines de tomar control de este actividad organizada y sostenible” … “para que las comunidades de la zona sean (…) beneficiara de los recursos naturales extraídos y así evitar que dicha extracción se lleve a cabo de manera indiscriminada”

Aunque la actividad se realiza sin los permisos correspondientes, hay expertos que aseguran que los trabajos no están impactando el medio ambiente.

El ingeniero Milton Martínez, agrónomo y ambientalista, señala que hay embalses en el país que tienen millones de metros cúbicos de material clasificado, lavado y de la mejor calidad que solo tiene que extraerse.

Martínez, quien ha trabajado en la zona como promotor de la creación de una cooperativa y que ha estudiado los posibles riesgos, señala que el principal problema no es la actividad que se realiza, si no como lo hacen.

Propone que la actividad debe ser regulada por las implicaciones que tiene la extracción de arena y minerales.

Señala que, para la regularización, se ha propuesto organizar una cooperativa.

Medio Ambiente dijo haber intervenido la zona de extracción de Muchas Aguas, cuatro días después de la visita del equipo de El Informe. Harían una visita al lugar para reunirse con los comunitarios.

La comitiva la encabezaría el viceministro de Suelos y Aguas, René Antonio Mateo, acompañado de un grupo de técnicos, que inspeccionó el área.

Se recuerda que se trata de una actividad que los propios comunitarios dijeron han realizado durante casi década y media.

Aprovecharon la visita de los funcionarios del ministerio para reafirman que gracias a las ganancias económicas que ha dejado la extracción de agregados y arena, la comunidad ha tenido acceso a servicios que dicen no han sido suplidos por el gobierno.

Muestran la toma de agua del acueducto, levantada por la comunidad y con la que dicen abastecen a 550 familias, a través de un sistema de cinco mil metros de mangueras. El tanque del acueducto tiene capacidad para 30 mil galones, suministrados por el arroyo de Muchas Aguas.

El ministro de Medio Ambiente Miguel Ceara Hatton, se remite a la primera información obtenida tras la inspección de técnicos en la zona en cuestión.

Sin embargo, señala que requieren de un estudio completo para determinar el impacto real de la extracción. Los resultados dice los darán a conocer para que la comunidad sepa de qué manera se pudiera seguir operando en la zona.

Justo el día en que estuvieron los técnicos del Ministerio en Muchas Aguas, también se reunieron con una comisión de los comunitarios en la sede central para hablar sobre el tema y hasta las quejas de las cartas que supuestamente las autoridades de Egehid nunca respondieron.

Rafael Salazar, administrador general de Egehid, añade que en ese entonces tuvieron que suspender las actividades de dicha empresa que supuestamente estaba detrás de la extracción de materiales y utilizaba a la comunidad como una especie de fachada. No quiso revelar el nombre de la sociedad comercial.

Sin embargo, señala que la compañía quería imponer otro esquema.

Egehid dice no aceptó. Narra que de un momento a otro, tanto la comunidad, como la empresa cancelaron la conformación de la cooperativa.

El propio ministro del Medio Ambiente acudió a Muchas Aguas, luego de que El Informe iniciara las indagatorias sobre el tema. Mientras tanto, comunitarios no pierden la esperanza.

Con respecto a la empresa que estaría detrás de los trabajos, los comunitarios tampoco quisieron aportar el nombre de la misma.

De su lado Medio Ambiente aún no tiene los resultados del estudio sobre el impacto ambiental de los trabajos en la zona de Muchas Aguas.

 

Deja un comentario

últimos informes

¿LOBO CON PIEL DE OVEJA?
ESPIRAL DE VIOLENCIA